domingo, 20 de febrero de 2011

Habitaciones Subterráneas y Cilindros

Por el Dr. Malanga
De su libro «Alien Cicatrix».

El Dr. Malanga nos explica cómo son los Salones Subterráneos facilitados por la OTAN a los Alienígenas para sus experimentos con humanos.


Al principio de la investigación fui llevado fuera de camino varias veces, dado que los abducidos puestos en hipnosis profunda recordaban siempre una habitación con cilindros, en la cual eran manipulados los seres humanos. La confusión nacía por el hecho de que, quien está en estado hipnótico tiende a relacionar partes de recuerdos que a veces no son perfectamente secuenciales, simplemente porque algunos componentes del recuerdo son en común. Si, por ejemplo, un abducido es llevado una vez a una habitación con dos cilindros verticales, y otra vez sufre una abduction en la cual es llevado a una habitación con un cilindro vertical y uno horizontal, es posible que los dos recuerdos se mezclen, creando confusión y limitando la posibilidad de reconstruir lo sucedido en la complejidad espacio-temporal.

Ha sido posible resolver el problema sólo gracias al elevado número de testimonios, que ha permitido corregir de vez en vez el tiro, y comprender también algunos aspectos contrapuestos, pero sólo en apariencia, de lo vivido, revivificados en hipnosis.


LAS HABITACIONES

En el estado actual de conocimientos, se puede afirmar que existen cuatro habitaciones de cilindros, diferentes en forma y materiales, que sirven para efectuar cuatro operaciones distintas.

1. Habitación con dos cilindros verticales transparentes, uno al lado del otro. Estos cilindros están conectados, en la parte superior, con algo que se asemeja a tubos. Esta es la habitación de formación de la copia del abducido. En un cilindro vertical y transparente es colocado el original, mientras que en el segundo cilindro está contenido el material informe. Al final del procedimiento, también en el segundo existe un ser humano, idéntico al primero, salvo por la ausencia de anillos, piercing y de otros particulares inorgánicos, los cuales aparentemente no son copiados. En este contexto, la Consciencia del original pasa al cilindro de la copia y se detiene unos segundos. Luego vuelve al cilindro que contiene el original.

2. Habitación con diversos pares de cilindros, uno transparente vertical, y el otro metálico horizontal. En este último cilindro se entra desde un extremo, como en un aparato de TAC. Los dos cilindros van colocados uno al lado del otro. El abducido (en original) es colocado en el cilindro horizontal, mientras que en el vertical hay un alienígena, del cual el tipo puede variar: del Sauroide al Orange, etc. El aparato sirve para transportar la memoria del alienígena al cerebro del abducido. En realidad aquello que es copiado y transportado en el abducido son el Espíritu y la Mente del alienígena, mientras el Cuerpo de este último queda vacío en su cilindro. Un detalle interesante es que los dos cilindros están fijos al suelo y parecen conectados a través de tubos que recorren el trayecto bajo el piso. En esta habitación resulta de hecho creada, en la Mente del abducido, la MAA, es decir Memoria Alienígena Activa.

3. Habitación con algunos pares de cilindros, dispuestos como en la precedente. En este caso los cilindros verticales están sobre ruedas y pueden ser, por lo tanto, transportados a otro lugar. En particular, mientras que en el cilindro vertical se entra siempre desde lo alto, en el horizontal y transparente (llamado a veces «bañera») se entra por deslizamiento horizontal, como si se tratase de un cajón. Quien está dentro de los cilindros, sea el vertical sea el otro, está inmerso en un líquido con características eléctricas muy especiales. Alguno lo describe como una especie de superconductor líquido hecho de millones de contactos eléctricos. El cilindro horizontal contiene siempre al original del abducido mientras que en el vertical está contenida la copia. Esta última es sacada de un «archivo de copias» y es llevada a la habitación moviendo, sobre ruedas, el cilindro que la contiene.


Esta es la habitación del back-up (BU) de la memoria de la copia y también es aquella donde el Alma es sacada, junto con la Mente y el Espíritu del abducido original, y es introducida en la copia (colocada en el cilindro vertical) para reavivar las potencialidades. Se trata de una suerte de descarga de corriente eléctrica que recarga las «baterías» de la copia, la cual, así, puede vivir por un período más largo sin disgregarse.

4. Habitación con dos cilindros verticales, compuestos de materiales diferentes. En el primer cilindro, más pequeño y transparente, es colocado un ejemplar de una especie alienígena, mientras que en el segundo cilindro, más grueso y compuesto de materiales no transparentes, de color negro y de la apariencia metálica, es introducido, a través de una abertura lateral, un abducido en versión original. Este último gran cilindro aparenta estar circundado de humos blancos, que rememoran un enfriamiento producido por helio líquido. El abducido, una vez introducido en el cilindro opaco, comienza a percibir una fuerte presión en el plexo solar, en concomitancia con una fuerte sensación de vibración en todo el cuerpo, la cual también proviene del plexo solar. Se trata de un efecto debido a la rápida puesta en rotación de las paredes del cilindro metálico, que aumenta de velocidad con el tiempo, hasta alcanzar el máximo. Los abducidos recuerdan que la maquinaria produce un fuerte ruido. Alcanzada la velocidad (frecuencia) correcta, el Alma del abducido se desprende por sí sola, y es dirigida hacia el otro cilindro, donde está el alienígena, mediante un método todavía no identificado (¿campo de fuerzas?). El Alma, así, entra en el cuerpo del alienígena, sola, sin Espíritu ni Mente, y lo regenera para darle la posibilidad de vivir más tiempo. Al final de la operación, que aparte dura muy poco, el Alma vuelve al abducido, donde el cilindro en el que está depositado deja de rotar lentamente. De ahí el abducido es después sacado en un estado de confusión y cansancio extremos.

5. Existe, de hecho, una quinta habitación de cilindros. dicha nursery, donde pequeños seres vivientes antropomorfos completan su gestación una vez extraídos del útero de la portadora terrestre, después de un período de gestación de apróximadamente tres meses.

Esta habitación está caracterizada por la presencia de muchísimos cilindros, dentro de los cuales los alienígenas de diferente tipo son reagrupados y seleccionados. También el líquido que los contiene es de color diferente según el tipo de alienígena contenido. Tales cilindros no son verticales, si no levemente inclinados sobre un lado y son decididamente más pequeños que aquellos que contienen los adultos.

Los cuerpos contenidos en el interior están conectados a finos cables, sondas u otros y monitoreados continuamente.

Emerge así, que mujeres terrestres resultan utilizadas como gestantes de un óvulo alienígena en ellas implantado y que, después de tres meses de gestación, éste viene transferido, para su desarrollo final, dentro de un útero artificial: el cilindro inclinado.

Recientemente un médico inglés ha comunicado de haber puesto a punto un cilindro similar para objetivos análogos: ¡quién sabe de dónde habrá tomado esta bella idea!


LOS CILINDROS

Durante el estudio de los fenómenos de abduction he recibido muchas descripciones de locales de tipo tecnológico, donde los alienígenas, a veces solos, a veces acompañados por militares terrestres, conducían a los abducidos.

En estos lugares sucedían cosas extrañas, que al principio no se lograba ni siquiera describir en forma precisa, porque los abducidos contaban en modo confuso los detalles de los lugares. Obviamente existía una razón para tal confusión, mejor dicho, más motivaciones empujaban al abducido a dar una descripción muy confusa de éste y de otros ambientes.

La primera causa era el hecho de que el abducido, generalmente, era introducido en el lugar en un estado de percepción fuertemente alterada, casi como si estuviese drogado.
En hipnosis, por lo tanto, el abducido describía las cosas como las había percibido, es decir en un modo distorsionado.


Una segunda causa de fuerte alteración de los recuerdos era el chunking de los recuerdos en sí. Chunking es un término tomado en préstamo de la Programación Neuro Lingüística y significa corte neto. El abducido, a veces, cortaba bruscamente la «película» que contenía un recuerdo de lo vivido, y lo conectaba a otro pedazo de «película» que contenía un recuerdo análogo de lo vivido, relativo a un episodio diferente, pero caracterizado de eventos similares o quizás iguales. Una vez reunidas las dos partes (quenching) en un único recuerdo final, algunos detalles resultaban idénticos antes y después de la «unión», mientras que otros eran caracterizados por un fragmento y no por el otro: dos experiencias similares para un sólo film de recuerdos. De las reconstrucciones hipnóticas resultaba claro que el abducido terminaba varias veces, en el curso de su vida, en la así llamada «habitación de los cilindros» y ésta resultaba, por lo tanto, descrita en modo confuso también por este motivo.

Existían, luego, diferentes habitaciones de cilindros, en las cuales el abducido era sometido a procedimientos varios y también por este motivo la confusión resultaba grande.

Finalmentemente había todavía un último, serio, motivo que llevaba el abducido a ver el ambiente en modo diferente al real, de hecho, él tenía esencialmente tres puntos de vista del lugar: uno correspondiente a la descripción debida a la percepción normal, otro, producto de la característica del Alma al estar desprendida del cuerpo, y por último, un tercero, aquel que pertenece al cuerpo alienígena dentro del cual el Alma del abducido era introducida para regenerarlo. Hasta existía un cuarto punto de vista, el de la copia del abducido posisionada de manera diferente a los otros tres.

Casi contemporáneamente la memoria del abducido guardaba datos relativos a más de un punto de vista, todos dotados de diferentes percepciones de la realidad. El Alma describía las cosas desde lo alto, mientras que el abducido estaba en el cilindro o afuera, su copia estaba en otro contenedor, y en otro estaba el alienígena que esperaba su regeneración o el back-up de su memoria. También hay que tener en cuenta que el alienígena tiene un aparato visivo distinto del nuestro y ve las cosas de manera diferente, con colores que no son para nada aquellos para nosotros habituales. Algunos alienígenas, además, como por ejemplo el Insectoide, poseen un aparato visivo que parece funcionar más como un detector a color de rayos ultravioletas o equis, que como un visor para nosotros normal. A veces el sujeto ve la habitación en amarillo y negro, como si no pudiera ver ni rojo ni azul-violeta. Lo que hace pensar a una vista monocromática (talvez ésto vale para la Mantide o Mantis). Otras veces el ambiente es descrito utilizando solamente los tonos grises (visión en blanco y negro).

Parece, sin embargo, que el recuerdo en blanco y negro pueda ser reproducido por el aislamiento, durante la activación del recuerdo, de aquella parte del cerebro que está antepuesto a la emotividad, lo que impide también la percepción de los colores. Algunas veces el abducido describe sin emotividad escenas terribles vistas durante la abduction, pero se sabe que no es posible con respecto a una experiencia realmente vivida: es posible describir sin emoción solamente experiencias no vividas realmente. En realidad están presentes otros canales sinestésicos que atestiguan la realidad de la experiencia, por lo tanto se debe imputar la falta de color en las escenas a algún tipo de manipulación que el alienígena produce en la corteza cerebral del abducido, para hacerle vivir la experiencia sin stress: prácticamente el alienígena «desconecta los contactos», descerebrando localmente al abducido. Si la descerebración no es total, pero involucra la zona del cerebro destinada a la percepción del color, el resultado es la visión en blanco y negro. En realidad estos casos son bastante raros, pero de todas maneras es interesante para explicar la anómala capacidad de percepción del abducido, poder hipotizar una motivación de tipo fisiológico. La descerebración no parece para nada provocada por el deseo, de parte del alienígena, de no hacer sufrir al abducido, si no por la necesidad de evitar que el organismo sufra traumas neurovegetativos tales de hacerle secretar endorfinas capaces de obstaculizar la continuación de los objetivos de la misma abduction. El abducido, asustado pero sobre todo enojado en la primera fase de la abduction, tendería a no seguir las órdenes mentales de los alienígenas.

¿Cómo hacer, entonces para obtener una descripción suficientemente precisa de las «habitaciones de los cilindros»? ¡Simple! Basta hacerse contar como están hechas estas habitaciones por doscientas personas diferentes y tomar nota solamente de los detalles iguales. Se trata de aplicar, a los recuerdos de los abducidos, una técnica de cancelación del ruido utilizada en las telecomunicaciones. Cada recuerdo representa un medida (o muestra) y todas las medidas efectuadas son superpuestas unas con otras, reforzando de tal modo aquellas iguales y atenuando aquellas diferentes. Así después de años de trabajo, se torna posible producir una imagen bastante confiable de una primera «habitación de cilindros».

Como se ha visto, las habitaciones de los cilindros son cuatro y todas distintas unas de otras, pero hay dos que parecen contiguas. Aquí están vistas desde arriba:


Las imágenes de las «habitaciones de los cilindros» fueron obtenidas utilizando una planimetría de base diseñada por un abducido que, de profesión, es geómetra y está acostumbrado a sacar planimetrías considerables, simplemente observando los ambientes.

Confrontando las suyas con las descripciones de los otros abducidos, fue posible reconstruir parcialmente también el mobiliario.

Seguramente los colores de ciertos materiales no son exactos, y no han sido reproducidos con un fidedigno reflejo; además, hay todavía incertezas en muchos detalles, pero es deseable que estas imágenes ayuden a los abducidos a hacer reconstrucciones más adecuadas.


La primera «habitación de los cilindros»

Será llamada «primera habitación de los cilindros» aquella a la cual se accede siempre en primer lugar.

En ella están presentes dos cilindros de material transparente puestos en forma vertical sobre la derecha de quien entra, delante de una mesa metálica con la superficie áspera.

La mesa podría ser también un contenedor horizontal puesto de frente a los dos cilindros verticales (este detalle todavía no es del todo claro). Sobre la izquierda de quien entra hay una «zona-computer», o de todas maneras, algo que se asemeja a computadoras. Hay además un mueble que parece un catalogador de oficina y una silla. Las paredes parecen hechas de cemento.

Se pueden hacer rápidamente algunas consideraciones interesantes:

a) Si hay una silla, existe también un humanoide que se sienta en ella.

b) La idea de poner la silla en la zona-computer es correcta y confirma la presencia de máquinas que deben ser monitoreadas por un operador humanoide.

c) La presencia de dos cilindros verticales, es descrita durante la realización de la copia del abducido y, en efecto, por las descripciones, se evidencia que primero es realizada la copia, y luego se libera el Alma en la segunda habitación, utilizando un aparato diferente.

d) La presencia de paredes de cemento armado indica que la habitación no está en una máquina voladora, sino muy probablemente en una instalación subterránea, como resulta unánimemente afirmado por los abducidos.


La «zona-computer» de la primera «habitación de cilindros»

Según parece la «zona-computer» contiene las consolas de control de las operaciones que se realizan en los dos cilindros. En la reconstrucción faltan detalles de los cuales no se puede todavía estar seguros, como la probable presencia de dos gruesos tubos que empiezan en la tapa de los cilindros y terminan en el muro de cemento armado.

A la derecha de quien entra, en la pared perpendicular a aquella en donde están los cilindros transparentes, hay, extrañas ventanas negras, triangulares, con los contornos biselados, que no se sabe en realidad qué sean. Los dos cilindros transparentes están llenos de un líquido azulado/amarillo-verde (se trata, tal vez, de fenómenos de iridiscencia, o sino por la diferente percepción de la cual se hablaba anteriormente).


En el interior de los cilindros hay dos seres que parecen ser el original y la copia del abducido.


Pareciera que el original es introducido en el cilindro más cercano a la arista entre los muros.

Parece, también, que en estos cilindros, llenos de líquido gelatinoso y frío en el cual es posible respirar, se deba ser colocado dentro desde lo alto: la introducción del abducido generalmente compete a un alienígena Sauroide.

La mesa metálica podría ser, en vez, la «bañera» (algunos la llaman «camilla») en donde es introducido el original cuando se debe efectuar el back-up de las memorias y transferir el Alma del abducido en su copia por un instante, con el fin de revivirlo.

Se trata de una estructura que, desde afuera, parece paralelepípeda y se abre de costado; en el interior está el usual líquido extraño.


Desde la primera habitación se accede a la segunda, caracterizada por la presencia de una gran mesa, dicha «de las conferencias». En la reconstrucción han sido puestas las sillas, pero en la descripción original no estaban. El arco que comunica las dos habitaciones es amplio y no tiene puerta. La segunda habitación está subdividida en dos partes, separadas por otro arco sin puertas similar al anterior que permite la comunicación: prácticamente es como si las habitaciones fueran tres. En la tercera habitación es bien visible un segundo cilindro, mucho más bajo y grueso que los de la primera habitación. Este cilindro tiene una abertura en donde es introducido el abducido que ya ha sido «copiado». A veces es descrita una niebla alrededor de este cilindro, y hay motivos para considerar que ésta pueda ser generada por la condensación provocada por la presencia de un gas líquido muy frío, como helio o nitrógeno.

El abducido es introducido en el cilindro negro traslúcido y, después que la entrada haya sido cerrada, se encuentra en la obscuridad absoluta. El no sabe que es lo que está sucediendo, pero siente una fuerte vibración. Las paredes del gran cilindro comienzan a rotar (solamente la parte interna), hasta alcanzar gradualmente una alta velocidad. En este punto la vibración se vuelve todavía más fuerte y el abducido siente una gran presión en el plexo solar. En ese momento se desprende su Alma, la cual, a través de uno de los tubos en lo alto del cilindro, termina en el otro cilindro, similar a aquellos puestos en la entrada de la primera habitación, al interno del cual, en vez, en esta oportunidad se encuentra el alienígena que debe ser regenerado.


En la habitación intermedia está la consola de control.


En los muros a los lados del aparato que incluye el gran cilindro se pueden observar varios «box» vacíos, que hacer recordar a aquellos de las garrafas de alta presión.

En estos «box» no hay nada, porque, cuando es necesario, en ellos son colocados los cilindros con ruedas, evidentemente conservados en otro lugar, quienes contienen los cuerpos de los alienígenas a regenerar.

También en este caso se pueden hacer algunas observaciones interesantes:

a) Es lógico que los «box» estén vacíos y que se hable de cilindros con ruedas.

b) Es lógico que las dimensiones de los arcos entre el primer local y el segundo y entre el segundo y el tercero sean amplias, para permitir el pasaje de los cilindros con ruedas, así como es lógico que la primera puerta, la de ingreso, sea bastante ancha.

c) Es lógico admitir que, si el gran cilindro contiene una especie de gran superconductor magnético, éste tenga que ser enfriado con helio líquido para poder funcionar correctamente, como un normal aparato de resonancia magnética nuclear.

d) Es lógico que el gran cilindro deba girar sobre su eje para sincronizar el campo magnético rotatorio como sucede en los aparatos NMR (Nuclear Magnetic Resonance) o en los EPR (Electron Proton Resonance).

e) Es lógico que el abducido en el cilindro tenga frío, un frío intenso que, durante la hipnosis, lo lleva a temblar mientras revive este pasaje.
Todo esto no hace más que confirmar la hipótesis de la Teoría del SuperSpin que describe como sería posible desprender el Alma del cuerpo humano, sólo si se hace rotar (spin) en fase los ejes de la Consciencia y del Espacio pertenecientes al Alma con los correspondientes ejes de la Mente del sujeto abducido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada